Despedida Para Nuestra Tía Amelia Rojas

Para Tía Amelia.

Hoy despedimos una querida amiga y compañera de trabajo.

Son siempre tristes las despedidas, cuanto más si el que se va ha tenido en vida la dimensión humana de las  grandes mujeres: la sencillez de los sabios y la generosidad de los elegidos por Dios.

Nos referimos Amelia, en nombre de todos tus compañeros del Liceo, lugar que integrabas y en el devenir diario de tantos años de trabajo, fuimos permanentemente testigos y, damos fe de ello, de tu compañerismo y tu elevado y honroso sentido de la amistad.

Vimos como convertiste siempre nuestro espacio laboral en un grato y placentero lugar de trabajo y de estudio, pero también de charlas, bromas, alegrías y reflexiones.

Nada nos fue difícil teniéndote cerca como compañera o simplemente como amiga. Siempre estuviste cerca con tus consejos, enseñanzas y tus palabras tranquilizadoras y amables.

Y así te recordaremos, nos has honrado con tu amistad y nos sentimos orgullosos de ello, sentimiento que compartirán también quienes te conocieron.

Será entonces como si nunca te hubieras ido, te veremos siempre por los talleres, aulas, laboratorios y gabinetes.

También gracias al gran aporte en la educación y ayuda anónima a los estudiantes del vespertino, los cuales aconsejabas y llenabas de alegría.

Permanecerás en nuestras memorias y en nuestros corazones, reviviremos día a día cada una de las anécdotas e historias compartidas durante tantos años y tendremos presente tus expresiones.

Liceo Bicentenario de Lampa.

15 de junio de 2020

Comments